1. Ahorro de espacio. Un equipo tipo cassette va a ahorrar mucho espacio, pues a diferencia de un equipo mini Split, estos se encuentran en el techo y son mucho más pequeños, lo cual ahorra una cantidad significativa de espacio.
  2. Instalación y mantenimiento: La instalación de un equipo tipo Cassette tiene menos demoras de entrega, pues todo el funcionamiento es fuera de los espacios de funcionamiento. Además, el mantenimiento es mucho más fácil por sus filtros duraderos.
  3. Calidad del aire: una buena calidad del aire es importante en todos los espacios, como muchos equipos de climatización y mantenimiento del aire, los equipos tipo Cassette ayudan a que el aire se renueve y esté limpio dentro de los espacios.
  4. Reducción del ruido: una concentración en nuestros trabajos o en nuestras tareas en casa es importante, y la baja contaminación acústica es un factor positivo para que podamos realizar todas las actividades de forma eficiente. Un equipo tipo Cassette ayuda a reducir el ruido en el espacio que climatiza.