1. Ahorro energético: ahorrar energía es una de las preocupaciones importantes actualmente, pues así se contribuye con el medio ambiente y se ahorran muchos costos, tanto de instalación como de mantenimiento.
  2. Control de climatización: con los sistemas VRV cada área se puede climatizar individualmente, dependiendo de las necesidades que requiera.
  3. Tecnología inverter: esta tecnología permite regular la velocidad del compresor para que su trabajo sea más eficiente y duradero.
  4. Instalación y mantenimiento: la instalación de un sistema VRV no es compleja, pues cuenta con equipos que no son pesados y tiene un diseño articulado fácil de instalar, y su mantenimiento no es costoso debido a que son unidades de expansión directa.