1. No bajar demasiado la temperatura: si haces un cambio brusco de temperatura en el mini Split, este tendrá que trabajar más y no necesariamente va a enfriar más rápido, por el contrario el aire acondicionado tendrá que trabajar más duro.
  2. Mantener puertas y ventanas cerradas: cuando el aire acondicionado esté encendido, debes tener puertas y ventanas cerradas, pues las corrientes de aire que entran por estas, influirán en la temperatura del ambiente y harán que el mini Split trabaje más duro.
  3. La limpieza: mantener las dos unidades (interior y exterior) sin polvo, residuos o suciedades, pues esto obstruye las rejillas o genera daos en el mecanismo. Es recomendable hacer una limpieza sencilla dos veces al mes.
  4. Mantenimiento: el mantenimiento preventivo es importante para prevenir futuras fallas, debes contratar a un experto para estos trabajos. Cada 6 meses es el tiempo recomendado para realizar este tipo de mantenimiento.