1. Ubicación: el mini Split del aire acondicionado debe estar ubicado en un buen lugar donde no le llegue la luz solar directa, y cuente con una buena ventilación, así se evitará un sobre calentamiento.
  2. Tener en cuenta las temporadas: en temporadas de mucho frío o calor, el uso del aire acondicionado es más frecuente, por lo que debes siempre debes tener tu equipo en constante mantenimiento para evitar fallas cuando más lo necesitamos.
  3. Espacio: el aire acondicionado es una inversión a la que hay que darle un excelente uso, por eso procura ubicarlo en los espacios donde más estés, como la sala de estar, o la habitación principal.
  4. Temperatura óptima: un aire acondicionado trabajará en óptimas condiciones si lo configuras entre los 21 y 25 grados centígrados, además de que está es la temperatura más confortante y saludable.

Más adelante conocerás otros cuidados que puedes tener con tu equipo de aire acondicionado.