1. Ahorro energético: al usar el sistema de evaporación se ahorra energía debido al funcionamiento correcto del sistema por las bajas temperaturas de enfriamiento del agua y a la trasferencia de calor debido a la evaporación lo que permite la eliminación del exceso de calor.
  2. Menor impacto ambiental: el impacto al medio ambiente con este tipo de tecnología de evaporación del agua, es menor que el de otros sistemas que utilizan otro tipo de tecnología para climatizar.
  3. Efecto invernadero: los sistemas como las torres de enfriamiento producen menor cantidad de ­­­­lo cuál ayuda con el impacto del calentamiento global y la conservación de la capa de ozono.
  4. Menor uso del agua: el uso de agua es uno de los cuidados que actualmente se debe tener en cuenta, por ello el uso de estos sistemas es eficiente, pues ahorran hasta un 95% del agua que utilizan para su funcionamiento.